Capítulo 1

Cecina de León

  • Un tiro en el cuello.

El que lo afirma es un policía joven, bisoño, recién salido de la academia.

  • Pues las manchas de sangre no salen –observa su compañera, veterana del cuerpo-. Ciento cincuenta euros de camisa a la basura. Sin contar la corbata.
  • Seguramente es su mayor preocupación en este momento –argumenta con sorna su compañero.

Los dos policías observan a distancia el cadáver después de haber acordonado la zona. Sólo son patrulleros esperando a que llegue la autoridad competente y el grupo de homicidios, la científica y todos esos expertos que con habilidad y suerte resolverán el crimen.

  • Buenos días –saluda el comisario Luis Pascual, con las solapas de la chaqueta levantadas por el frío-. No está la mañana para andar por ahí en un descapotable –comenta, observando el coche en el que han encontrado el cuerpo, un modelo ostentoso.

La cabeza del cadáver cae sobre su pecho, inclinada hacia la derecha, dejando claramente a la vista el orificio de bala en el lado izquierdo del cuello. El cinturón de seguridad ha cumplido con su misión e impide que el cuerpo se vaya hacia adelante.

Sigue leyendo

Anuncios

Capítulo 1

– Yo he matado a Quintanapalla.
– Lo suponía.
– Ahora ya lo sabes. Te lo digo para que no me delates. Te obliga el secreto de confesión.
– ¿Te arrepientes?
– Por supuesto. Sé que ése es un requisito necesario para obligarte al silencio. Yo también soy cura.
– Sin embargo, creo que no es un arrepentimiento sincero.
– Ayala, déjate de interpretaciones. Si miento en esto cometo sacrilegio, pero ése es mi problema. Tú cumple con tu obligación: fíate de lo que te digo, absuélveme y cállate. Para siempre.

Amazon Sigue leyendo

Bares

Los bares de Yo he matado a Quintanapalla

Yo he matado a Quintanapalla

200 Copas

“El 200 Copas era la imagen de Pepe Montoro, su dueño. El nombre se lo daban los dos centenares de copas, ni una más ni una menos, que colgaban sobre la barra y que eran todas las consumiciones que Pepe estaba dispuesto a servir cada día…”

Niágara

“En estos bares el tufo a cerveza, vino rancio y humo de muchos años formaba una atmósfera amarillenta y espesa, favorable para las partidas de dominó. La baraja también se movía con soltura en estos locales. Eran bares grandes, con muchas mesas y, en los últimos tiempos, pocos clientes. Lo justo para cubrir gastos…”

Sigue leyendo

Personajes

Alex

Alex

Alex, protagonista y chica atractiva de la novela. Tiene unos ojos verdes que matan.

Cicerón Grillo

Cicerón Grillo

Cicerón Grillo, quizá se ha jubilado. Nadie se lo cree.

El Gringo

El Gringo

El Gringo, una sombra del pasado que en el presente ve amenazado su futuro. Nadie le conoce. Mejor para ellos.

Martín

Martín

Martín, no sabe dónde está, pero sí dónde quiere estar.

 

 

Sigue leyendo